Entrevista a Eric Pearl: Estamos aquí para aprender sobre la compasión

“”Estamos aquí para aprender sobre la compasión”

Eric Pearl dirigió una consulta quiropráctica con mucho éxito, en Los Ángeles (EEUU) durante 12 años hasta que un día sus pacientes empezaron a decir que sentían sus manos en ellos – aunque él no los había tocado. Los primeros meses, le salieron ampollas en sus palmas y sangraron. Pronto, los pacientes experimentaron sanaciones milagrosas de cánceres, enfermedades relacionadas con el SIDA, epilepsia, síndrome de fatiga crónica, esclerosis múltiple, reumatoide y osteoartritis, malformaciones de nacimiento, parálisis cerebral y otras afecciones serias.

Las sanaciones de sus pacientes se plasmaron en su libro internacional, más vendido: La Reconexión: Sana Otros, Sánate a ti Mismo, que ha sido traducido a 36 idiomas. En los últimos 20 años Eric Pearl ha viajado constantemente por el mundo, difundiendo la “Sanación Reconectiva”: enseñando a activar y utilizar este nuevo espectro de las frecuencias de sanación, a través de la sanación energética y diversas técnicas para acceder a un nivel de sanación más allá de lo que cualquier persona ha podido acceder anteriormente hasta ahora.

Ahora acaba de publicar “Solomon habla sobre reconectar tu vida” con sorprendentes revelaciones.

Tras 20 años de La Reconexión, ahora publicas “Solomon habla sobre reconectar tu vida” junto a Frederick Ponzlov ¿Quién o qué es Solomon?
Solomon es una inteligencia multidimensional que ha encontrado la forma de atravesar el tejido o la ilusión del tiempo y del espacio para comunicarse con nosotros y transmitir nuevas percepciones para que podamos acelerar y expandir nuestro crecimiento y conciencia… nuestra evolución. Solomon no es necesariamente una encarnación del Salomón de la Biblia. Seleccionamos el nombre “Solomon” por varios motivos, que explicamos en el libro.

– Grabaste muchas de las sesiones que se iniciaron en 1994 ¿Por qué has decidido compartir estos conocimientos y la existe de Solomon ahora y no antes?
No sé si estoy al tanto del motivo. Existe un momento para todo y todo tiene su momento. Podría encontrar varias razones lógicas, pero en última instancia ahora es el momento en el que se tiene que compartir la información.

– ¿Cómo cambió su vida esta información?
Las nuevas percepciones de Solomon me sirvieron de timón cuando me sentí como un barco en aguas desconocidas, cuando las sanaciones empezaron a ser nuevas y mi vida tomó un rumbo, cuya dirección desconocía por completo. Me permitió ver por dentro y adentrarme. Me permitió acceder a una parte más profunda de mi esencia, de mi alma. Me permitió compartir más de mí conmigo mismo y compartir más de mí con los demás. En esta interacción, me convertí en un instrumento más afinado para ofrecer sanaciones.

Las enseñanzas de Solomon nos permiten desvelar con mayor libertad y claridad nuestras propias almas, compartir más quienes somos con los demás, acceder a nuestras propias sanaciones y a nuestra propia evolución, y por lo tanto ofrecer sanaciones aún mayores para los demás.

– ¿Estos conocimientos fueron transmitidos solo para usted, para los sanadores, o son para todos?
Esta información iba dirigida a mí, Eric Pearl… pero no Eric Pearl la persona o Eric Pearl el ser humano. Iba dirigida a Eric Pearl la persona a quien estaban desafiando y a la vez dando la oportunidad de compartir nuevos niveles de comprensión con el mundo. Pero se trató sólo de un momento concreto en el tiempo. Cuando las personas interactúan con las frecuencias de la Sanación Reconectiva también reciben este desafío, esta oportunidad y esta responsabilidad potencial de compartir esta información. No es necesario considerarse un sanador.

Esta información te permite acceder a tus propios niveles expandidos de conciencia, para vivir tu vida no sólo según tu potencial limitado percibido sino para dar un paso hacia tu potencial ilimitado real. Nuestro primer paso para acceder a este nuevo nivel, a través de las palabras de Solomon, es escuchar estas palabras dirigidas a nosotros individualmente. No como colectivo. En otras palabras, debes escuchar estas palabras dirigidas directamente a ti.

– Si tuviera que quedarse con una sola cosa ¿qué destacaría de lo que le transmitió Solomon? ¿Cuál es el mensaje principal?
Estamos aquí para aprender sobre la compasión, el amor. Y para reconocer que fomentamos la ilusión cuando buscamos lo que nos hace únicos, separados y diferentes; ya que cuando realmente existimos en amor, reconocemos que todos somos uno y lo mismo, todos somos una manifestación perfecta de la Totalidad.

– Solomon dice: “Los problemas son lecciones que aprender”… Suena muy bien pero, ¿cómo lo hacemos?
No se trata de “cómo”. Se trata de tener una buena disposición a experimentar. Se trata de enfrentarse a lo que se percibe como problema con el conocimiento de que se superará y de que uno será mejor persona precisamente por eso. Con esta conciencia, se empiezan a percibir los problemas como oportunidades. Y pronto reconoceremos que al ver lo bueno en los problemas, de repente, ya no los percibiremos como tal. Estamos aquí para aprender las lecciones. Las aprendemos con distintos grados de facilidad y placer o resistencia e incomodidad. ¿Una de nuestras lecciones? Aprender que, en última instancia, la forma en la que se presenten nuestras lecciones la determinamos nosotros.

– Dice Solomon “Nos encontramos a nosotros en la interacción con otros” ¿cómo aplicar los mensajes de Solomon a nuestras relaciones?
Reconociendo primero que no existen los demás, que todos somos manifestaciones de múltiples aspectos de nosotros mismos. Encuéntrate en otra persona, ámala y tu también encontrarás amor.

– Y también nos pide que redefinamos el éxito ¿en qué sentido?
Solomon nos pide que definamos el éxito en cada experiencia, en el proceso de la experiencia, no en el resultado final. Se trata de reconocer que la experiencia en sí ya es un éxito, tanto si conseguimos el resultado deseado conscientemente como si el resultado es algo que ni siquiera nos habíamos imaginado.

– ¿Hay alguna cosa que nos pida con más énfasis Solomon que hagamos o cambiemos?
Solomon nos dice que no hay nada que cambiar y nos ofrece la oportunidad de presenciarlo todo.

– ¿Sigues comunicándote con Solomon?
Solomon es una presencia constante. La comunicación es continua; sólo cambian las formas de comunicación.

– He oído que no te gusta mucho el término curación ¿La enfermedad es un asunto de evolución?
Sanar es una palabra hermosa. Significa mucho más de lo que a menudo reconocemos. Sanar no es sólo una manera de recuperar el uso de un brazo o una pierna, un hígado o un riñón, el oído o la visión. Sanar es nuestra evolución. Es nuestra conciencia cada vez mayor al adentrarnos en nuestra existencia más multidimensional y al dejar atrás la ilusión de nuestro potencial humano limitado y dar un paso hacia el reconocimiento y la manifestación de nuestro potencial real ilimitado, mientras tenemos forma física.

En cuanto a la enfermedad, algunos quizás necesitemos nuestra enfermedad para ofrecer amor, otros para recibirlo; otros parece que necesitan experimentar problemas de salud para aprender sus propias lecciones, aunque también se pueden experimentar problemas de salud para que nuestros allegados aprendan sus lecciones. La enfermedad puede ser el obstáculo que el saltador de altura supera en el proceso de consecución de nuevos niveles de crecimiento.

Así pues, ¿se puede evolucionar con la enfermedad? Sí. ¿Escogemos nosotros cómo evolucionamos? Muy probablemente, sí. ¿Y es bello cada proceso? Sí. ¿Nos permitimos reconocer la perfección y belleza de cada proceso? Bueno, es nuestra elección reconocerlo, aprender a reconocer. Y esa es nuestra evolución.

– En la visita a España que hará en Julio va a ofrecer un nuevo formato de taller ¿por qué el cambio y en qué consiste?
Nos estamos preparando para llevar a cabo un objetivo de hace tiempo: ser reconocidos como un nuevo paradigma en el ámbito de la Sanidad Energética mayoritario. En este sentido, tenemos que actualizarnos según los Estándares Internacionales y un requisito es establecer un proceso de certificación. Nuestro objetivo es que cuando un asistente acabe nuestros seminarios pueda marcharse sintiéndose cómodo a la hora de ofrecer Sanación Reconectiva.

Cristina García Castro

No se admiten más comentarios